Airam Carretero Santana lidera ahora mismo la Copa de Canarias de Aguas Abiertas. No suele perderse ninguna travesía del calendario canario, con el que se ha recorrido las islas brazada a brazada. Espera que las travesías no se conviertan en únicamente una moda pasajera, dado que en los últimos años el auge de las aguas abiertas está siendo notable. No se considera el relevo de “bestias” como Chicho Báez o Betuel González, pero confía en que las nuevas generaciones de nadadores vienen mejor preparados para seguir con esta disciplina. El próximo sábado estará en la salida de la Travesía a Nado de Santiago del Teide, una de las citas más antiguas de las aguas abiertas de Tenerife.

  • En los últimos tiempos te has “colado” en las primeras posiciones de las travesías de toda Canarias. ¿Cómo ha sido tu evolución y a qué se debe?

Empezamos en 2014 con esto de las travesías, y las aguas abiertas, y el triatlón, y todo esto, y desde las primeras ya estuvimos delante. Entre los cinco o seis primeros y ya éramos una referencia para los que estaban ahí todo el año disputando las travesías. Éramos una amenaza, o un rival a batir, otro más que se apuntaba y simplemente hemos evolucionado, hemos mejorado los resultados a base de constancia y entrenamiento y el ir conociendo las pruebas. No ir ya tan a lo loco, como íbamos al principio, sino el ir ya conociendo las pruebas, conociendo a los rivales, o contrincantes, o compañeros, como lo queramos llamar, los amigos que cuando dan la salida ya no son amigos, pero al final cuando llegamos a meta otra vez volvemos a ser amigos. Y con la mejora del trabajo diario, la constancia, el ritmo de competición también, el competir cada dos por tres te va dando un puntito más que hacer una al año y eso es lo que ha marcado la mejora, la diferencia.

  • Has practicado waterpolo, ¿cambiaste directamente a la natación o combinas ambas disciplinas?

Nosotros empezamos con la natación a los seis añitos, y luego a los doce en el waterpolo, y en 2014 decidimos compaginar waterpolo con natación y salió bien, fue bien. En 2014, 2015, fue muy bien. Luego por unos problemas ajenos a lo que es la competición, al deporte en sí, ya me dediqué solamente en exclusiva a las aguas abiertas y ha salido bien. Estamos a gusto, un deporte entre comillas cómodo de entrenar, de disfrutar, se disfruta mucho, no estás nunca en el mismo entorno y es bastante ameno. Pierdo un poco lo que es el contacto de equipo, es un poco más individual, pero es igual de divertido. Lo que no hay dentro del agua, lo tenemos fuera antes y después de la competición y en los entrenos, cuando vamos al mar y quedamos con los amigos.

  • ¿Por qué aguas abiertas? ¿Las prefieres frente a la natación en piscina?

Más que nada la diversidad, el no entrenar viendo una línea. Pero he de decir que nosotros empezamos haciendo natación, luego waterpolo y luego compaginamos durante un año, 2015, 2016, compaginamos una temporada lo que es natación de piscina con aguas abiertas. Y la idea para el año que viene, el proyecto sería volver otra vez a tocar un poco la piscina. Es más ameno las aguas abiertas, más divertido por eso de que no estamos nunca en el mismo entorno, nos obliga a viajar, y ves cosas, aprovechas los fines de semana viendo lo que es el lugar donde compites, otras aguas, otro ambiente. Pero a día de hoy la piscina y las aguas abiertas para mí están al mismo nivel, las dos me gustan por igual, pero sinceramente prefiero competir en aguas abiertas, pero a la piscina le tengo un cariño especial. No sé si porque ahora mismo ya llevo dos añitos llevando un club, y ves otras cosas, ves otro punto de vista de la natación de piscina.

  •  ¿Cómo te preparas para conseguir los buenos tiempos que has obtenido en la Copa Canaria de Aguas Abiertas, que lideras?

No creo yo que sean buenos tiempos, no tanto como buenos tiempos, se puede mejorar bastante, no estamos ahora mismo en el pico de forma que podríamos estar, falta entreno. El entrenar solo ha hecho que esta temporada pasada no estuviéramos tan bien como en 2016, el entrenar solo se nota.

La preparación no tiene otro secreto, es básicamente en piscina, cinco días a la semana, e intentamos meter una sesión de natación en mar, muy cómoda, el fin de semana, y luego lo compensamos con otro tipo de entrenos, como es la carrera, el ciclismo, y no estamos llevando una preparación física exclusiva de aguas abiertas. Ayuda la variación, y que no nos hayamos desvinculado de la competición, que no es siempre lo mismo. Nos mantiene ahí pero nos ha bajado el nivel, pero nos mantiene preparando el triatlón y competiremos este año solo aguas abiertas pero seguiremos preparando el triatlón porque a día de hoy es más ameno y está saliendo bien.

  •  Te estás recorriendo Canarias a golpe de brazadas. ¿Las aguas de qué isla son tus favoritas?

A día de hoy, isla para nadar, no sabría decirte. Travesías sí, travesía por deferencia para mí, La Laja, para mí es una de las mejores travesías de Canarias, y la que a mí me encanta. Y luego El Hierro, es otra travesía que a mí me gusta un montón y que me encanta, y a la que tengo cariño igual que a La Laja. Por nada, Lanzarote siempre que vas sabes que son travesías rápidas, únicas, de mucho nivel. Fuerteventura depende de quién vaya, tienes travesías cómodas, travesías un poquito más apuradas. Tenerife sabes que allí está el top ten de las aguas abiertas canarias y allí hay que darlo todo, hay que ir a morir sí o sí, porque tenemos a Chicho, tenemos a Betuel, a Jose Víctor, y alguno más siempre que se escapa.

  • Cuando te metes en el agua en una travesía, ¿en qué piensas?

En nadar rápido, no pienso nada más. Y si son travesías largas vas cantando o vas mirando lo que hacen los demás, pensando un poco en que tienes que comer y beber agua si son travesías muy largas, en cuanto quedan los avituallamientos y si son travesías cortas vas cantando y pensando en no aflojar, en que el cuerpo no afloje y en llegar a la meta, sin son travesías muy cortas.

  •  Hasta ahora, las aguas abiertas de Canarias las habían dominado figuras como Chicho Báez o Betuel González. ¿Crees que eres el relevo natural de estas “bestias” acuáticas?

Qué va, no creo yo que estemos a la altura. El relevo de esa gente serán los que vienen por detrás. Uno de los candidatos era el tristemente fallecido Alejandro Candela, podría haber sido un muy buen candidato a relevar a Chicho, a Betu, a Abián, de las travesías, pero nada, yo creo que ahora los que relevarán a estos dos titanes, a estas dos eminencias de la natación serán Michael y Davide. Los hermanos Leda son los candidatos a día de hoy a llevarse todo lo que es el panorama de las aguas abiertas canarias más algún niño del Escueva, que ya está clasificado para el europeo de aguas abiertas, que no hacen muchas travesías, pero si se metieran pues serían también candidatos a ellas, o Nicolás, un nadador del Telde, que también cuando viene a las travesías sabes que va a estar siempre por encima de todo el mundo.

  • ¿Cuáles son los objetivos que te planteas a corto y largo plazo dentro de la natación?

Este año nos planteamos ganar la Copa Canaria, que no supone a día de hoy ningún aliciente, porque somos dos en la categoría, sino simplemente un reconocimiento. El tener un título oficial, después de tantos años. Y a largo plazo no sabemos, planteamos los objetivos temporada a temporada, porque no todas las temporadas son iguales, no todas las temporadas hay las mismas competiciones, ni los mismos objetivos, ni el mismo aliciente, ni las mismas ganas, ni las mismas condiciones de entreno. Así que vamos planteando temporada a temporada los objetivos a cumplir. Supongo que será intentar clasificarnos para algún campeonato de España de aguas abiertas y si puede ser algo más, mejor. Pero ya con eso estaríamos bastante satisfechos, y seguir estando delante, el objetivo al final es mantenerse delante el mayor tiempo posible. Y si sale bien, bien, y si no pues ya está. Si no, a divertirse que es lo que cuenta, hay que divertirse haciendo lo que hacemos y ya está.

Share: